Diario Al Norte
Sin categoría

Advierten de comunidades zombi si no se atiende problema de fentanilo y cristal

Experto en adicciones explica que consumidores usan estas drogas para bajar efecto “cuando se les pasa la mano”

Hasta un 80 por ciento de las personas que reciben atención para sus adicciones en la comunidad terapéutica Ave Fénix, ha usado drogas de diseño mejor conocidas como metanfetaminas, donde se incluye el fentanilo.

Uno de los encargados del lugar, quien solicitó reservar su nombre, mencionó que en los últimos 14 meses aproximadamente, las drogas de diseño han predominado en su uso entre los consumidores locales.

Comentó que al ser más baratas las drogas de diseño, los usuarios deciden usarlas, pero las consecuencias orgánicas y mentales son muy caras.

Externó que anteriormente las personas que buscaban ayuda eran adictos al alcohol, cocaína o heroína, pero ahora los que más llegan son usuarios de “fentanilo y metanfetamina (cristal) que son las drogas que diseñan y son altamente adictivas”.

Los hombres ya no saben si lo son

Señaló que las drogas se clasifican en tranquilizantes, estimulantes y alucinógenos, pero la característica de las de diseño, es que conjugan las tres características.

Tienen un efecto multivalente: tranquilizan, estimulan y hace que alucinen, además de estimular la libido.

Según mencionó, también el uso de las drogas de diseño hace que sufran una confusión mental y pierdan la realidad al no saber si son hombres o mujeres.

“En ocasiones cambian temporalmente de preferencia sexual, ya no saben si son hombres o son mujeres”, apuntó.

Aclaró que algunas sustancias de diseño no llegan a considerarse ni siquiera drogas, sino tóxicos.

Aclaró que en las drogas de diseño está predominando la metanfetamina (cristal) y el fentanilo, que hacen la función de estimulante y tranquilizante, y que al mezclarlos provocan un estado alterado de conciencia muy fuerte.

“No les vamos a dar falsas esperanzas”

Señaló que en ocasiones en la primer toma o consumo de este tipo de sustancias, “ya no regresa”, sino que se queda arriba como comúnmente se dice.

“Regularmente los consumidores de cristal y fentanilo son enfermos psiquiátricos”, advirtió.

Subrayó que dependiendo de la fortaleza física o emocional de cada persona, el daño que llegan a tener es muy variable, porque si bien pueden ser tres, cuatro meses o máximo un año, otros a la segunda toma pierden el estado de conciencia o de la realidad.

Dijo que cuando son llevados a los centros de rehabilitación, muchas veces ya no les funciona el tratamiento que les puedan brindar, porque el daño cerebral ya es muy elevado.

Consideró que la afectación depende de las cantidades y de la tolerancia en su conexión neuronal.

Explicó que dichos pacientes que son adictos al cristal o fentanilo ya requieren de atención psiquiátrica o neurológica, y los centros de atención a las adicciones tienen el criterio de exclusión, para de ser necesario se les canaliza con dichos profesionales, porque en cuestión de tratamiento inicial “ya no hay nada que hacer”.

“No vamos a dar falsas esperanzas a las personas que vienen y que crean que ellos van a recuperar la claridad de conciencia en los parámetros normales aceptables (de sus familiares), tenemos que ser muy honestos con las personas y referirlos a una institución que verdaderamente trabaje con enfermos mentales”.

Dijo que el uso de esas drogas de diseño a eso es lo que está conduciendo, a provocar daños cerebrales que pueden ser irreversibles.

Explicó que cuando tienen muy poco tiempo consumiendo el fentanilo y metanfetamina, todavía hay posibilidades de recuperarlos, “de que vuelvan a ser funcionales, pero ya cuando tienen un tiempo más considerable, son de los que ya se fueron, no regresaron, ya se quedaron en ese nivel”.

A lo más que se llega a desintoxicarlos físicamente de la sustancia o emocionalmente, pero ya con la cuestión cerebral solo otro tipo de profesionales podrían hacer algo más, probablemente, según externó el entrevistado.

Fentanilo como sustituto

El servidor de Ave Fénix mencionó que muchos de los usuarios de heroína tratan de dejar esa droga, usando el fentanilo como sustituto, pero se están haciendo mucho más daño.

Comentó que desde hace unos tres años, más personas usan el fentanilo en la ciudad.

Acerca de la supuesta alteración de la heroína con fentanilo, mencionó que esta no se lleva bien y que en todo caso la actual heroína es la que han modificado, para poder hacer dicha combinación.

Consideró que la supuesta heroína que procede de la goma de opio, realmente ya ni se estaría vendiendo a los usuarios en esta ciudad, sino otra sustancia similar que es la que finalmente estarían alterando con el fentanilo.

Indicó que el cuerpo genera una preferencia por el fentanilo y el efecto es más prolongado.

No descartó que con tanto adicto, llegue un momento en que los centros de atención se vean rebasados y en lugar de darles el tratamiento psiquiátrico o neurológico que requieran debido a sus afectaciones cerebrales, los tengan solo adormecidos, convirtiéndolos en una especie de zombis.

Ocho de cada diez adictos usan drogas de diseño

Acerca del uso del fentanilo en las personas que reciben, mencionó que esto lo determinan a través de estudio de laboratorio conocido como antidoping, donde esa droga aparece, al igual que la metanfetamina o cristal.

Ocho de cada 10 personas aparecen ya sea con cristal o con fentanilo. Los otros dos usan drogas tradicionales como mariguana, cocaína o alcohol.

Precisó que de los niveles de dichas drogas en el organismo sería la cantidad de medicamento que se les aplique como tratamiento, e informó que en la comunidad terapéutica que trabaja, atienden por año a un promedio de 350 a 400 personas.

Detalló que el motivo por el cual muchos usuarios de cristal usan fentanilo, es porque se exceden en el primero y luego para bajar su efecto, consumen el otro.

Afirmó que los usuarios de drogas tratan de resolver un vacío emocional, pero terminan esclavizados finalmente a esa otra cosa y llega a ser peor el supuesto problema que tenían.

Llamado final

También señaló que hay consumidores de drogas de diseño de todas las edades, algunos de los cuales inician desde los 14 años. Y calculó que fácilmente hay dos centros de distribución de droga por colonia en Ciudad Juárez, que si son 900 colonias, serían mil 800 vendedores, con quienes el costo de cada pastilla de fentanilo puede alcanzar entre 20 y 25 dólares.

Finalmente, hizo un llamado a trabajar al interior de las familias, con atención espiritual, con valores morales, con atención comprometida de la madre y el padre de familia, para lograr el rescate de sus hijos, como el mejor antídoto contra la problemática de las adicciones.

Enlace a la fuente

Noticias relacionadas

Trasladan otros dos migrantes quemados en incendio del INM a la CDMX

Diario Al Norte

Conferencia de prensa en vivo, desde Palacio Nacional. Miércoles 1 de febrero de 2023 | Presidente AMLO

Diario Al Norte

Félix Gallardo, el “Jefe de Jefes”, abre su cuenta de Twitter

Diario Al Norte